EL NUEVO PAPÁ

Las transformaciones económico- sociales producidas durante e SXX y este nuevo siglo son espectaculares y configuran entre otras manifestaciones un nuevo modelo de familia, es más, conviven distintos modelos de familia. Todos los casos o modelos familiares, tienen en común que la mujer ha ido asumiendo roles que anteriormente le estaban vetados y en ese camino también ha planteado el cambio de roles del hombre y muy especialmente en el ámbito familiar, el rol de Padre.

Se acabó el padre sólo proveedor, dejando a la madre en exclusiva el papel de cuidadora, educadora y fuente de afecto. La nueva realidad llama a los hombres y muchos de ellos así lo hacen y reclaman, su papel en la crianza desde el momento mismo incluso antes de la llegada al mundo de un hijo/a, la crianza, es decir el cuidado, los afectos, el juego, el acompañamiento en definitiva del hacerse persona del nuevo ser, requiere de forma clara y presencial el papel del hombre, compartido a partes iguales.

Ya no cabe la distancia, desde el cambio de pañales a la manifestación explicita de los afectos, el hombre no solo asume la paternidad sino que se abre a la manifestación antes castigada por una falsa masculinidad, de su propio potencial emocional.

En la medida que sigamos avanzando en esta nueva forma de entender la vida cotidiana de los núcleos familiares, es decir un modelo “democrático”, todos ganan, mujeres, hombres y muy especialmente los niños y niñas, los cuales estarán con toda seguridad más sanos y fuertes emocionalmente. Pero no nos engañemos, aún queda.

¿Cuándo veremos a padres elegir y comprar ropa a sus pequeños?… será un buen síntoma de que algo está cambiando.  

delolas.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies